EE.UU

Presidentes de EE.UU. y de México sostuvieron conversación sobre temas migratorios

El presidente de EE.UU., Joen Biden y el presidente de México, López Obrador, sostuvieron una conversación vía telefónica en donde trataron temas migratorios.

La conversación se da justamente cuando la política migratoria de Joe Biden se encuentra bajo la mira en pleno año electoral y después de que reportes de prensa sobre una investigación estadounidense de presuntas donaciones del narco a la campaña de Andrés Manuel López Obrador de 2006 indignaron al mexicano.

La llamada, que ambos gobiernos calificaron de productiva en comunicados separados, tuvo lugar dos días después de que López Obrador pidió a EE.UU. que se disculpara por lo que calificó de acusaciones infundadas de una investigación de la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, cerrada en 2010 y dada a conocer ahora por varios medios.

El presidente de México, un país que celebra también elecciones presidenciales este año, insinuó que la cooperación bilateral en temas clave podría verse afectada si tales disculpas no llegaban y que el propio Biden debía ser informado de lo ocurrido.

«¿Cómo vamos a estar sentados en la mesa hablando del combate a la droga, si ellos, o una institución de ellos, está filtrando información y dañando no a mí, sino lo que represento?”, dijo López Obrador el jueves. “¿Cómo vamos a hablar de migración, cómo vamos a estar hablando del combate a la droga o el fentanilo?”.

Ninguno de los dos gobiernos mencionó en sus notas de prensa nada relacionado con este tema, aunque México dijo que “la plática fue muy provechosa, de mutuo interés, inspirada en el principio de la política de buena vecindad, amistad y cooperación”.

Te puede interesar: EE.UU. y el Reino Unido atacaron con 36 objetivos a blancos hutíes en Yemen

La Casa Blanca agradeció en su comunicado “el apoyo operativo de México y por la adopción de medidas concretas para disuadir la migración irregular» y dijo que los dos líderes se comprometieron a reforzar “esfuerzos conjuntos para combatir a las organizaciones criminales transnacionales involucradas en el tráfico ilícito de drogas, armas y personas” así como su cooperación bilateral.

El comunicado mexicano no fue tan complaciente y recordó que cualquier ley que pueda aprobar EE.UU. y «que ignore las causas del fenómeno migratorio está condenada a convertirse en letra muerta”.

Reiteró que su apuesta es que se destinen 20.000 millones de dólares a los países de origen de los migrantes y que EE.UU. levante las sanciones contra Venezuela y Cuba, dos países de donde salen un creciente número de solicitantes de asilo.

Además, México pidió la regularización de los mexicanos “que llevan más de cinco años viviendo y trabajando honradamente en EE.UU.”

VOA 

 

Related posts

Dígalo Aquí | Rafael Pineyro: El despido de administradora de la ciudad de Doral fue injustificado

Rosalie Méndez

Blinken se encuentra en Israel y discute propuesta de alto el fuego

Dayana Prieto

Colombia y EEUU buscarán que se cumpla el Acuerdo de Barbados

Nathali Vidal